lunes, 18 de enero de 2010

El órgano de gestión del ARI de San Cristóbal estará listo esta legislatura

Hace justo año, el alcalde Juan Carlos Aparicio anunció en esa celebración popular la prioridad para declarar el Área de Rehabilitación Integral (ARI) en San Cristóbal. Ayer, el concejal de Fomento, Javier Lacalle, acudió a la fiesta y apuntó que el órgano de gestión de ese ARI, con un importante protagonismo de los propios vecinos, estará aprobado antes de que acabe la legislatura, que previsiblemente será en el primer cuatrimestre de 2011.
El Ayuntamiento de Burgos busca agilizar en la medida de lo posible los trámites administrativos. Primero, fue la aprobación del anteproyecto del ARI -que el año pasado pasó por el Pleno municipal-. Después, se remitió a la Junta de Castilla y León para proceder a su estudio y visto bueno definitivo, con el ánimo de esté listo para finales de este año. El órgano de gestión es otro paso más e importante. No en vano, será el encargado de la redacción de los proyectos de ejecución -tanto de la urbanización como de las fachadas de los edificios- como de la contratación de las obras.
La fórmula elegida será similar a la que tan buenos resultados ha dado con el ARI de Río Vena, donde los vecinos lideran estas actuaciones que cambiarán la fisionomía de San Cristóbal. No en vano, el barrio con edificios que datan de los años setenta fue el promotor de esta transformación cuando hace cerca de cuatro años se planteó una rehabilitación integral. La corporación que será mixta también contará con una representación de las administraciones que financian el ARI.
La creación del órgano de gestión del ARI permitirá que las obras puedan comenzar a finales de 2011, momento que coincidirá con las últimas actuaciones del Área de Rehabilitación del centro histórico. Y es que la Junta no es partidaria de hacer coincidir varios ARIs en el tiempo en una misma localidad.
El plazo de ejecución que se baraja para la transformación del barrio es de dos años y el presupuesto, unos 12 millones de euros (7,2 millones para la mejora de las fachadas y 4,8 millones para la urbanización posterior). La inversión será financiada por el Ministerio de Vivienda (3,46 millones de euros), la Junta (3,54 millones) y el Ayuntamiento (otros 3,54). Por su parte, los vecinos deberán aportar el resto que está fijado en 1,47 millones. La presidenta del consejo de barrio reconoce que muchas familias desean conocer su aportación económica -que podría rondar los 4.000 euros- aunque todavía no está fijado.
Cuotas de los vecinos
Los vecinos de San Cristóbal han comenzado a hacer sus deberes y la presidenta del consejo de barrio de San Cristóbal, Irene Olmos, mantiene estrecho contacto con la plataforma vecinal del ARI de Río Vena. Además, una quincena de comunidades de propietarios lleva más de un año con una cuenta bancaria abierta para depositar pequeñas cuotas de cara a la futura rehabilitación de los edificios.
El proyecto del ARI de San Cristóbal actuará en 127.000 metros cuadrados para mejorar los problemas de humedades y del ladrillo caravista de los treinta edificios con 681 viviendas del barrio y la vecina calle Mérida, con problemas de humedades y condensación. La rehabilitación no afectará a las cubiertas de los bloques ni al interior de las viviendas y a la mejora de portales o escaleras.
También, se actualizarán todos los servicios del barrio con una mejora de la urbanización, alcantarillado, aparcamientos, alumbrado y jardines. El velódromo -de titularidad municipal- deberá esperar mejor suerte porque no se prevé ninguna actuación en este espacio, que ya fue descartado en su momento para una pista de hielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...